Tips

Escrito por mistrucosdebelleza.com
La piel es el órgano más extenso del cuerpo, su función es la de barrera protectora y sostén de órganos. Para cumplir esta función la piel es elástica, firme y fina, entre otros aspectos.

Muchas veces sucede, por diversos factores (ya sea la excesiva exposición solar, la mala alimentación, el desequilibrio hormonal, la ingesta de determinados medicamentos…), la piel se daña y aparecen efectos no deseados. Para prevenir y mejorar la piel es necesario realizar a diario 4 pasos básicos de cuidado de tu piel, a poder ser, por la mañana y por la noche. Llevemos o no llevemos maquillaje.

PASO 1
Aplicar un producto de limpieza, ya sea en gel, emulsión o leche según el tipo de piel. Realizar un suave esparcimiento del producto en rostro, cuello y escote. No muy fuerte para evitar irritaciones. Retirar el producto con un algodón o esponjitas.

PASO 2
Hay que devolver a la piel el manto hidrolipídico que actúa como barrera protectora, y que fue removido con el producto de limpieza. Para ello usamos una loción que puede ser refrescante, tónica o astringente según el tipo de piel.

PASO 3
Hay que humedecer, nutrir o hidratar en el lugar donde aplicaremos el producto indicado para el biotipo cutáneo.

PASO 4
Aplicar un protector solar adecuado para nuestro tipo de piel.

Es importante tener en cuenta que cada piel es diferente. Por lo tanto, no siempre el producto que utiliza una amiga, conocida, familiar es el indicado para tu biotipo cutáneo. Hay alteraciones, tales como el acné, que en ciertos casos se producen por el mal uso de un producto cosmético, esto significa que ese producto está contraindicado para su tipo de piel, no necesariamente que el producto no sea de calidad. Por esto, debemos asegurarnos del correcto uso de un cosmético, hasta el punto que nos aconseje un profesional capacitado.

Fuente: www.mistrucosdebelleza.com

Escrito por www.biomanantial.com
Los ojos son el termómetro que marca el estado general de la persona: la salud, el insomnio, el estrés, e incluso el estado de ánimo, quedan reflejados en la piel que los rodea.

La piel de la franja periorbital (alrededor de los ojos) es la más frágil y sensible de toda la cara aunque la ventaja de esta zona es que los productos penetran mejor y más rápidamente, pero la piel del contorno es extremadamente frágil y fina.

Los productos específicos para el contorno de ojos tienen que superar infinidad de pruebas dermatológicas y oftalmológicas incluyendo los riesgos de irritación o alergia; la mayoría tienen un ligero efecto tensor y son calmantes, descongestionantes, estimulantes y reafirmantes; las cremas son normalmente más ricas y más agradables que los geles. Sus fórmulas específicas están adaptadas a esta piel a la que nutren, hidratan y suavizan, además de restaurar la elasticidad y aportar protección.

la piel que rodea los ojos es la que envejece antes debido a su extrema fragilidad frente a las agresiones externas y a la intensa movilidad de los músculos. Para cualquiera que sea el tipo de piel, es conveniente prevenirlas cuanto antes y proteger esta débil piel con cremas que sean a la vez hidratantes, protectoras y regenerantes.

Lo reclama su piel fina y sensible, desprotegida de glándulas sebáceas, proclive al envejecimiento, sometida a movimiento constante con el parpadeo (unas 10.000 veces al día) y con problemas específicos como bolsas y ojeras. No te conformes con extender la crema de rostro también por esta zona, lo mejor es utilizar un crema específica para el contorno de ojos.

A partir de los 30 es imprescndible incluir entre tus cuidados diarios una crema de contorno de ojos, cuyas fórmulas son las más adecuadas para prevenir y tratar sus problemas: ligeras, con una alta concentración de activos descongestionantes y revitalizantes, y sin sustancias que podrían ocasionar alergias.

Cómo aplicar el contorno de ojos
Con la piel limpia, aplica una cantidad equivalente a un granito de arroz y extiéndelo a base de golpecitos con la yema del dedo por toda la zona del contorno de ojos.
Cuidado: no te acerques mucho a la zona de las pestañas ya que el producto puede penetrar dentro del ojo produciendo una irritación.

Cuándo aplicar el contorno de ojos

Mañana y noche, después de la crema de tratamiento facial, con ligeros golpecitos de dentro hacia fuera.
Y atención: en cualquier momento en que notes tu piel tensa o deshidratada por culpa del frio o del calor.
Los tres factores principales que alteran una mirada joven son las ojeras, las bolsas y la flacidez de los párpados. Gracias a un tratamiento exclusivo, podrás reducir la presencia de estos factores y atenuar las marcas de expresión.

Existen tratamientos específicos para cada problemas de los ojos, los más usuales son los desmaquillantes, los antiarrugas, los que disminuyen las bolsas y los que eliminan o disimulan las ojeras.

El origen de las bolsas es la retención de agua, que provoca una hinchazón de los tejidos, por lo que algunos productos cosméticos pueden ser eficaces si las bolsas son ligeras y el problema circulatorio es leve. Sin ninguna relación con las bolsas, los párpados pueden aparecer hinchados al despertar, después de una noche de poco sueño o, después de haber dormido mucho. Una solución de toda la vida es aplicar hielo o un paño mojado muy frío, pero actualmente existen productos específicos para ayudarles a descongestionarse estos productos son también muy buenos cuando se tienen los ojos irritados, ya que reducen el enrojecimiento y calman. El origen de las ojeras, por el contrario, se debe a una hiperpigmentación de la piel, o una retención de la sangre proveniente de un mal sistema circulatorio, ya que contienen extractos de plantas que mejoran la circulación sanguínea y que logran atenuarlas.

Otras recomendaciones
* Para que el producto penetre mejor, extiéndelo con masajes circulares con la yema del dedo anular.
* Evita reacciones, eligiendo productos sin perfume, pero que contengan propiedades calmantes.
* Ayuda a drenar y a activar la circulación sanguínea, aplicándote productos con ingredientes refrescantes.
* Jamás olvides desmaquillarte los ojos por la noche.
* Si el problema es la hinchazáon de párpados, una solución sencilla es la aplicación de apósitos de manzanilla que tiene cualidades calmantes y suavizantes. Si se trata de las ojeras, para disimularlas rápidamente el mejor aliado es un corrector. En ambos casos, para la protección e hidratación de la zona, se recomienda la aplicación de una crema específica de tratamiento.

Fuente: www.biomanantial.com

buscador

Bulevar España 2420 esq. Br. Artigas - Tel. 2714.1874 - Cel. 099.215.510 - Email: info@analiamartin.com.uy
Horario de atención: Lunes a Viernes de 9 a 21 horas - Sábados de 9 a 13 horas

Diseño Web Gonzalo Linares - Powered by Joomla